Tiempo de preparación: 25 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora y 30 minutos

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías y colesterol: Medio

 

Ingredientes para 4 personas:

-Un kilo y medio de costillas de cerdo

-300 gramos de tomates triturados al natural

-Dos dientes de ajo

-Una ramita de romero

-Una ramita de perejil

-Dos hojas de laurel

-Un vaso de vino tinto

-200 gramos de aceitunas negras sin hueso

-Dos vasos de caldo de carne

-Cuatro cucharadas de aceite

-Sal y pimienta

 

Preparación:

En primer lugar lo que debemos hacer es trocear las costillas de cerdo, y cuando estén troceadas le echamos la sal y la pimienta. Posteriormente ponemos a calentar una cazuela de barro y le ponemos un chorrito de aceite y cuando este caliente ponemos las costillas a dorar, mientras pelamos y picamos los ajos, junto a la ramita de romero y el perejil, que también debemos picar y una vez que lo tenemos todo, y las costillas ya están más o menos doradas, agregamos la mezcla que hemos picado a la cazuela, y removemos para que todo se ligue, posteriormente vertemos el vino tinto y dejamos cocer durante una hora aproximadamente, si es necesario y vemos que se va quedando seco, vamos agregando un poco de caldo de vez en cuando.

A continuación, cogemos las aceitunas negras deshuesadas y las picamos para posteriormente echarlas a la cocción, acto seguido también agregamos a la cazuela, el laurel, el tomate triturado y un cucharón de agua caliente.

Una vez agregados todos estos ingredientes, tapamos la cazuela y seguimos cociendo durante unos 30 minutos más.

Una vez que observemos que las costillas ya estén tiernas, retiramos el laurel y comprobamos el punto de sal y de pimienta.

Ya sólo queda, repartirlo en los cuatro platos individuales, debiendo servirlos mientras se encuentren bien calientes.

 

Truco:

Si deseamos que el guiso no quede demasiado graso, podemos escaldar las costillas en agua hirviendo durante unos cuatro minutos, antes de freírlas, luego, sustituimos la mitad del vino, por vinagre.

También es recomendable usar costillas de cerdo ibérico, eso hará que el guiso nos quede mucho más exquisito y sabroso, aunque también más graso.

 

Curiosidades:

La aceitunas se conservan durante un tiempo prudencial en su propio envase y con el líquido que las acompaña. Para sacarlas, lo haremos con un cucharón de madera agujereado, nunca de metal, pues aceleraríamos el proceso de oxidación y el líquido se conservaría durante menos tiempo.