Tiempo Necesario: Una hora y diez minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 340 por ración

cardo

Ingredientes para seis personas:

        Un kilo y cuarto de cardo fresco, o un cardo en conserva de muy alta calidad

         Tres cacillos de caldo vegetal, sólo si se usan de conservas

         Un kilo de almejas grandes

         Tres dientes de ajo

         Un puerro y medio

         Dos copitas de vino blanco muy seco

         Medio limón

         Una cucharadita y media de mostaza suave

         Una cucharada y media rasas de maicena

         Una cucharada de harina

         Aceite de oliva virgen

         Perejil

         Sal

Preparación:

Limpia bien el cardo, sepáralo en tallos y retira minuciosamente los filamentos. Córtalo en trozos de tamaño mediano y cuécelos en abundante agua salada, junto con una cucharada de harina y el limón, y así lograras que no se ennegrezca, cuece unos treinta minutos, hasta que este tierno, escurre y reserva el caldo.

Cubre las almejas con agua salada durante treinta minutos para que suelten la arenilla. Entretanto, corta en trozos medios el puerro limpio y rehógalo cuatro minutos. Incorpora los ajos picados y deja dos minutos más, no deben llegar a tomar color.

Vierte el vino mezclado con la mostaza, dos cacitos de agua de cocer el cardo, o bien el caldo vegetal caliente, y la maicena, mezcla para ligar la salsa e incorpora las almejas. Cuando se hayan abierto, añade el cardo escurrido, y deja al fuego un minuto, no más. Adorna con perejil y sirve caliente.