Tiempo necesario: Dos horas y cuarenta y cinco minutos, más las doce horas de remojo

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 450 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         250 gramos de judías blancas lechosas

         200 gramos de pulpa de calabaza

         Dos tomates maduros

         Una cebolla

         Dos dientes de ajo

         Media cucharadita de cúrcuma molida

         Medio litro de caldo de verduras

         Nuez moscada

         Cebollino

         Aceite de oliva virgen

         Sal

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es dejar las alubias en remojo el día anterior, durante unas doce horas aproximadamente y al día siguiente, póngalas a cocer en una cazuela con abundante agua salada, aunque también puedes utilizar un frasco de alubias previamente cocidas.

Corta la calabaza en dados regulares, colócalos en una fuente de horno, sálalos y espolvorea una pizca de nuez moscada.

Riega la calabaza con un hilo de aceite y ásala en el horno precalentado a 180ºC, estará lista en aproximadamente quince minutos más o menos.

Mientras se está asando, pela y corta la cebolla y aritos finos y pela también los ajos y pélalos muy menudos.

Calienta una sartén pintada de aceite y sofríe todos los ingredientes que hemos cortado anteriormente, en ella.

Espolvorea el sofrito con la cúrcuma y añade los tomates pelados y cortado en dados. Incorpora también las alubias cocidas y medio litro de su caldo de cocción, o de verdura si son en conserva, y déjelo cocer todo durante unos dos minutos.

Agrega la calabaza asada, espolvorea con cebollino fresco picado y ya podrá servir.