Tiempo necesario: 30 minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 435 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:
– Un kilo de calabaza más o menos

         Dos cebollas medianas

         30 gramos de mantequilla

         30 gramos de harina

         Medio litro de caldo de verduras en brik

         Cuatro huevos

         Queso rallado

         Aceite de oliva

         Sal

         Pimienta

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es coger la calabaza y pelarla, una vez que la tengamos pelados, procederemos a cortarla en dados. Una vez que los hayamos cortado de esta forma, los pondremos en una bandeja pintada de aceite, para después salpimentarlas y cocinar a máxima potencia en el microondas durante cinco minutos, remueve y cocina durante otros cinco minutos.

Acto seguido coge las cebollas y pélalas, para posteriormente cortarlas en julianas y confítala con un poco de aceite, primero a fuego vivo y luego lentamente. Retira del fuego cuando observes que se ha pochado.

Derrite la mantequilla, añade la harina y tuesta un poco. Agrega el caldo lentamente, removiendo mientras y resérvalo.

Por otra parte tritura la calabaza junto con la cebolla y añade agua si observas que el puré esta demasiado espeso y mézclalo con la salsa que acabas de hacer.

Remuévelo todo hasta ver que hemos conseguido una crema homogénea y reparte el preparado en cuatro cazuelitas individuales, casca un huevo sobre cada una de ellas y añade queso rallado por encima.

Ya lo único que te queda es ponerlo a gratinar, y cuando veas que el queso se ha fundido ya esta listo para servir, mientras se mantenga caliente.