Tiempo necesario: Una hora y treinta minutos aproximadamente

Nivel de dificultad: Fácil

Nivel de calorías: Medio

lentejas

Ingredientes para cuatro- seis personas:

         600 gramos de lentejas rojas pequeñas

         40 gramos de mantequilla

         40 gramos de tocino cortado en lonchas

         Media cebolla cortada en rodajas

         Un diente de ajo entero

         Una cucharadita de jengibre fresco rallado

         Un vaso de crema de leche

         Sal

         30 picatostes dorados en mantequilla

Preparación:

Los primero que debemos hacer es escoger las lentejas, y proceder a lavarlas bajo el chorro de agua fría, no será necesario ponerlas en remojo, con lavarlas unos instantes con agua será suficiente.

Posteriormente procederemos a poner las lentejas en una olla, y le echaremos agua hasta que las cubra, una vez hayamos hecho esto debemos taparlas y llevar a ebullición a fuego medio durante unos minutos, tras los cuales, bajaremos la intensidad del fuego y proseguiremos la cocción durante una hora más o menos, o hasta que comprobemos que las lentejas ya están tiernas.

Cuando estén en este punto las lentejas, las retiraremos del fuego y con cuidado procederemos a escurrirlas, conservando el agua de cocción que posteriormente nos hará falta.

Pase las lentejas por la batidora eléctrica hasta conseguir un puré, mientras tanto, cogeremos una cacerola y en ella derretiremos la mantequilla y posteriormente pondremos las lonchas de tocino dorándolas con las rodajas de cebolla y el diente de ajo entero. Remueva y añada el jengibre fresco rallado. Cuando el ajo y la cebolla estén dorados, extraiga el ajo y agregue el puré de lentejas. Remueva, vierta un poco de caldo de cocción del que teníamos reservado si fuese necesario. Por último incorpore la crema de leche y sazone con sal.

Sirva esta crema caliente o tibia, según prefiera, acompañada de picatostes dorados en mantequilla.