Tiempo necesario: Una hora y diez minutos

Nivel de dificultad: Media

Nivel de calorías: Alto

 

Ingredientes para cuatro personas:

 

         Tres patatas harinosas grandes

         300 gramos de espárragos

         Cinco puerros

         Medio litro de leche

         Medio decilitro de caldo de espárragos

         Dos cubitos

         Seis cucharadas de crema de leche ligera

         Dos cucharadas de queso rallado

         30 gramos de mantequilla

         Una pizca generosa de perifollo deshidratado

         Sal

         Pimienta

         120 gramos de picatostes dorados en aceite de oliva y mantequilla

 

Preparación:

Pele los espárragos, córtele los extremos, recórtelos formando un manojo y déjelos cocer en una olla alta y estrecha llena de agua salada, procurando que las puntas apenas afloren del líquido. Cuando estén cocidos, escúrralos, elimine la parte leñosa y tritúrelos en el recipiente de la batidora eléctrica junto con un cucharón de caldo de cocción (utilice solo la parte blanda).

Prepare los puerros, pélelos, séquelos y píquelos finamente, luego déjelos ablandar en la mantequilla, a fuego lento, en una cacerola. Añada luego las patatas peladas y cortadas en dados, remueva con una cuchara de madera y al cabo de cinco minutos incorpore a estos ingredientes el puré de espárragos, y recubra el conjunto con medio litro de caldo de cocción. Vierta luego la leche, los dos cubitos y deje cocer lentamente durante cuarenta y cinco minutos.

Transcurrido este tiempo, apague el fuego, pase por la batidora la mezcla de trocitos de verdura y caldo por pequeñas cantidades para obtener una crema bien homogeneizada.

Ponga la crema obtenida en la cacerola anteriormente utilizada y recaliéntala.

Complétela con el queso rallado, la crema de leche ligera, un poco de pimienta blanca recién molida y finalmente con un poco de perifollo restregado entre las manos.

Sirva en platos soperos acompañando la crema con picatostes dorados en mantequilla y aceite.