Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos

Nivel de dificultad: Difícil

Nivel de colesterol y calorías: Bajo

 

Ingredientes para 4 personas:

         Cuatro patatas

         Dos puerros

         Cuatro cebollas tiernas

         Dos zanahorias tiernas

         Un nabo pequeño

         300 gramos de guisantes frescos

         Una lata de puntas de espárragos

         80 gramos de mantequilla

         Un diente de ajo

         100 gramos de jamón dulce cortado en dados

         Un litro y medio de caldo

         Dos dl de crema de leche

         Dos cucharadas de queso rallado

         Una cucharada de hojitas de perifollo

         250 gramos de pequeñas lionesas

         Sal

         Pimienta

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es pelar las patatas y lavar bien los puerros, y eliminar la parte verde, elimine también los tallos verdes de las cebollas tiernas, raspe las zanahorias para posteriormente lavar las diferentes verduras y córtalas en daditos de forma regular. Abra la lata de las puntas de espárragos y escurra el líquido que contienen.

Ponga 50 gramos de mantequilla en una olla a presión y deje que se derrita, añada posteriormente las diversas verduras, excepto los guisantes.

Remueva durante 5 minutos con una espátula de madera y vierta el caldo hirviendo, luego sazone con un poco de sal gruesa. Cierre herméticamente el recipiente siguiendo las indicaciones y, en cuanto empiece a silbar, baje la llama, calcule unos 25 minutos aproximadamente de cocción, apague el fuego.

Mientras tanto, haga dorar ligeramente el diente de ajo, previamente pelado y chafado, en una cazuela de barro, con 30 gramos de mantequilla, y deje que los guisantes se aromaticen durante algunos minutos, removiendo con la ayuda de una espátula de madera y déjelos cocer lentamente durante 15 minutos, después de haber extraído el diente de ajo.

Siguiendo las instrucciones, abra la olla a presión y pase las verduras por la batidora eléctrica, poniendo pocas cada vez, hasta que obtenga una crema lisa y homogénea.

Rectifique la condimentación de la crema y complétela con la crema de leche, mezclada con el queso rallado.

Vierta nuevamente el puré en la olla, llévelo lentamente a ebullición durante unos minutos más y añada los guisantes y los dados de jamón dulce y prosiga la ebullición lenta durante unos minutos, removiendo a menudo con una cuchara de madera.

Distribuya la crema en platos soperos individuales y sirva, aparte , el queso rallado y las lionesas, para que cada comensal se sirva a su gusto, enriqueciendo el buen sabor de la crema.