Tiempo necesario: 50 minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 560 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         100 gramos de harina

         25  gramos de azúcar

         La piel rallada de una naranja

         Un huevo

         300 ml de leche entera

         25 gramos de mantequilla, más la necesaria para engrasar

         Rodajas y tiras de piel de naranja

 

Para la salsa:

         El zumo de una naranja

         El zumo de un limón y su ralladura

         Un vasito de Grand Marnier o de licor de naranja

         Un vasito de brandy

         75 gramos de azúcar glas

         100 gramos de mantequilla

 

Preparación:

Mezcla la harina, el azúcar y la ralladura de la naranja, haz un hueco en el centro y vuelca en él el huevo sin batir, mezcla muy bien y añade en un hilo la mitad de la leche. A continuación, mezcla de nuevo hasta que obtengas una masa homogénea. Incorpora al final el resto de la leche y los 25 gramos de mantequilla y bátelo luego hasta que quede una crema líquida y brillante.

Engrasa con mantequilla una sartén de fondo grueso y llévala al fuego. Cuando esté caliente vierte un poco de crema hasta que cubra el fondo de la sartén y cuando empiece a tostarse por los bordes y salgan burbujitas, dale la vuelta y hazla por el otro lado.

Repite esta misma operación hasta que se acabe la masa y reserva las crepes resultantes al calor.

Mezcla a fuego lento los dos zumos con el licor de naranja, el azúcar y la mantequilla. Deja cocer a fuego muy bajo, hasta que quede una salsa de aspecto brillante. Entonces, dobla las crepes en cuatro y disponlas en una sartén con la salsa, añade rápidamente el brandy y flamea. Decora con las rodajas y las tiras de cáscaras de naranja y sirve de inmediato.