Tiempo necesario: Una hora

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías: Alto

 

Ingredientes para cuatro personas:

         200 gramos de atún en aceite

         Tres patatas grandes hervidas

         Dos huevos duros

         Media cebolla finamente picada

         250 gramos de champiñones

         Unas ramitas de perejil

         Un diente de ajo

         Dos cucharadas de queso rallado

         Algunas cucharadas de harina

         Un huevo

         Algunas cucharadas de pan rallado

         Abundante aceite para freír

         Sal

         Pimienta recién molida

         Algunas rodajas de limón

 

Preparación:

Limpio los champiñones y lávelos con cuidado, séquelos con un lienzo de cocina y córtelos en lonchas finas.

Pique muy finamente la media cebolla con el diente de ajo, y algunas hojas de perejil, hágalo sofreír despacio en una sartén con dos cucharadas de aceite, luego añada los champiñones cortados y un poco de pimienta recién molida. Agregue el atún en aceite bien escurrido y desmenuzado y, al cabo de cuarto de hora, sazónelo todo con un poco de sal.

Mézclelo todo en la sartén a fuego lento durante cinco minutos, póngalo en un cuenco y añada las patatas hervidas, después de haberlas pasado por el pasapurés, y el queso rallado.

Agregue los dos huevos duros aplastados con el tenedor, mezcle bien los distintos ingredientes hasta que obtenga una pasta bien ligada, y forme con ella pequeñas croquetas ovaladas, enharínelas ligeramente, páselas por el huevo batido junto con un poquito de sal y, por último espolvoree las croquetas de manera uniforme con el pan rallado.

Ponga ahora abundante aceite en una sartén y, cuando esté muy caliente, eche las croquetas y fríalas por tandas.

Cuando se hayan dorado de manera uniforme, sáquelas con ayuda de una espumadera y déjelas escurrir sobre una hoja de papel absorbente.

Coloque las croquetas calientes en una fuente de servicio precalentada, formando pequeños montoncitos con ellas y alternándolas con unas ramitas de perejil fresco, previamente lavadas y eliminando los tallos, ponga a alrededor de la fuente unas cuantas de rodaja de limón y sirva.