Tiempo necesario: Una hora

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

 

         250 gramos de puré de patatas muy espeso, sin agregar leche

         140 gramos de requesón muy escurrido

         Dos yemas de huevo

         130 gramos de jamón dulce finamente picado

         Una berenjena grande

         Dos huevos batidos

         Unas cucharadas de pan rallado

         Abundante aceite para freír

         Dos cucharadas de harina

         Sal

         Pimienta recién molida

         Unas hojas de lechuga

         Unas ramas de perejil

 

Preparación:

En un cuenco ponga el puré de patatas, mézclelo bien con el requesón pasado por un tamiz, añádales las dos yemas de huevo y, por último, el jamón dulce picado muy fino. Mézclelo todo a fondo.

Mientras tanto, deje cocer en el horno precalentado a 200ºC, una berenjena bien lavada y sin quitarle la piel. Una vez que la berenjena este bien tierna, pélela y pase por la picadora la pulpa cocida. A continuación incorpore a este puré a los demás ingredientes ya preparados; para que la preparación tenga más cuerpo añada dos cucharadas de harina. Sazone con un poco de sal, un poco de pimienta negra recién molida, remueva bien y, con esta preparación, que debe resultar discretamente espesa, haga croquetas de forma ovalada, que modelará con las manos.

Pase las croquetas por huevo batido y luego por pan rallado y, por último fríalas en abundante aceite caliente en una sartén o freidora.

A medidas que las croquetas estén doradas, extráigalas con una espumadera y póngalas sobre un trozo de papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa de la fritura.

Llévelas enseguida a la mesa, muy calientes.