Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora

Nivel de dificultad: Fácil

Nivel de colesterol y calorías: Medio

 

Ingredientes para dos personas:

 

         Un cuarto de garbanzos crudos

         Una cucharadita de bicarbonato

         Tres dientes de ajo

         Medio vaso de zumo de limón

         Un cuarto de vaso de vinagre

         Sal

         Tahina

         Comino molido

 

Preparación:

 

En primer lugar, lo que debemos hacer es dejar los garbanzos en remojo durante toda la noche anterior, y al día siguiente, debemos cambiar el agua, y añadir en el, el bicarbonato y lo ponemos a cocer a fuego lento, y cuando observemos que la legumbre esté muy blanda, cogeremos la batidora, y machacaremos los garbanzos.

Por otra parte, mezclamos la tahina con la sal, el ajo machacado, el comino, el medio vaso de zumo de limón y la cuarta parte del vaso de vinagre.

Mezclamos esta preparación con el puré de garbanzos y si es necesario añadir un poco de agua.

Lo servimos a modo de aperitivo, y adornado con unas hojitas de perejil.

 

Truco:

 

Para ahorrarnos tiempo, podemos comprar los garbanzos ya cocidos, aunque recomendamos comprarlos para cocerlos nosotr@s mismos

 

Curiosidades:

 

También denominados krios por la forma en quilla de su grano, los garbanzos llegaron al mediterráneo desde Asia occidental, y parece ser que fueron los fenicios quienes los introdujeron en territorio hispánico