Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 2 horas

Nivel de dificultad: Medio

Nivel en calorías y colesterol: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

-Un hueso de ternera                           -Un hueso de jamón

-Una chirivía                                        -Un pie de cerdo

-Unas hojas de apio                            -300 gramos de ternera

-Una zanahoria                                    -Panceta

-Un nabo                                            -Un cuarto de garbanzos

-Un cuarto de gallina                           -Un cuarto de pollo

-Unas hojas de col                              -Tres patatas

-40 gramos de pasta                            -Cuatro trozos de butifarra blanca

 

Para preparar la pelota:

-100 gramos de carne de ternera y magra de cerdo picadas

-Perejil picado

-Un huevo

-20 gramos de piñones

-Miga de pan

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es coger una olla grande, y poner a calentar dos litros y medio de agua junto con las carnes, los huesos, la panceta y los garbanzos. Tras observar el primer hervor fuerte, espumamos y añadimos posteriormente el cuarto de gallina, el cuarto de pollo y las verduras para el caldo, y dejamos cocer durante una hora y media a fuego medio.

Mientras que dejamos cocer la preparación anterior, vamos  preparando la pelota, para ello colocamos las carnes de ternera y magra de cerdo picadas, el perejil, los piñones y la miga de pan en un bol grande. Posteriormente procedemos a batir el huevo y lo añadimos al resto de ingredientes anteriores. Una vez terminado este proceso y mezclado todos los ingredientes, es el momento de salar y luego trabajar la preparación con las manos hasta que forme una masa ligada, y cuando observemos que se encuentra en este estado, finalmente, le damos una forma ovalada, ayudándonos con las manos

Pasada la hora y media prevista de la cocción, añadimos al caldo las patatas enteras, las hojas de col, las butifarras blancas y negras y la pelota enharinada que hemos preparado anteriormente.

Cocemos durante unos treinta minutos más con todos los ingredientes recientemente incorporados y ya estará lista, para apartarla del fuego.

Colamos la escudilla, con ayuda de un escurridor o colador y con el caldo que resulta hervimos la pasta, añadiendo agua caliente, para ir recuperando la que se evapore.

Antes de servir, comprobamos el punto de sal y presentamos la sopa en una sopera, y el resto de los alimentos, excepto las verduras del caldo, los ponemos en una fuente.

 

Truco:

Para evitar el olor que desprende la col, mientras se cuece, la escaldamos previamente en agua hirviendo durante un par de minutos, y luego, la escurrimos antes de echarla a la cocción.