Tiempo necesario: 25 minutos, más seis horas de congelador

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 360 por ración

 

Ingredientes para seis personas:

         Un litro de leche entera

         Medio litro de nata para montar

         Un vasito de anís o cinco estrellas

         75 gramos de azúcar

         Diez yemas

         Media cucharadita de canela en polvo

 

Preparación:

Si utilizas estrellas de anís, ponlas al fuego con la leche, y cuando rompa a hervir, aparta del calor, tapa y deja infusionar treinta minutos. Después, saca las estrellas y añade la nata y el azúcar. Si usas licor de anís, mézclalo al fuego con la leche, la nata y el azúcar.

Bate las yemas enérgicamente hasta que estén espumosas y añádelas ala mezcla de anís. Incorpora la canela y cuece hasta que espese un poco y quede con una consistencia un poco más sólida que unas natillas.

Vierte la preparación en un bol resistente al frío y mete en el congelador. Al cabo de una hora, saca la mezcla y bátela con energía. Vuelve a congelar cinco horas más, batiendo cada media hora. Sirve con galletas de almendras y fruta en almíbar.

Utiliza esta receta base para preparar helados de fruta de temporada o aprovechar la que se queda muy madura.