Tiempo de preparación: 30 minutos

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías y colesterol: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

         Tres cuartos de litro de leche

         Un huevo

         4 cucharadas grandes de azúcar

         Una cucharada de coñac

         Una ramita de canela

 

Preparación:

En un cazo al fuego, ponemos la leche junto al azúcar y la canela en rama. Mientras, batimos el huevo, y cuando la preparación rompa a hervir, lo incorporamos junto a la cucharada de coñac, removiendo suavemente.

Dejamos que la preparación hierva durante un minuto, luego retiramos del fuego, y dejamos que se enfríe naturalmente e introducimos en el congelador, hasta que observemos que se ha cuajado por congelación, que será el momento en que este listo para servir, en bolitas o en un mismo bol.

 

Truco:

Esta receta debe hacerse la noche anterior al día en que se va a servir el helado, de manera, que una vez elaborado, tenga tiempo de solidificarse durante unas doce horas como mínimo.

 

Curiosidades:

En la antigüedad, los romanos consideraban la leche como un alimento fundamental en su alimentación. La empleaban frecuentemente en sus preparaciones culinarias, como también uno de sus derivados, el queso, que elaboraban de formas muy diversas