Tiempo necesario: Una hora más el tiempo de reposo de las berenjenas.

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

         400 gramos de tomates pera

         Ocho huevos muy frescos

         100 gramos de mantequilla

         Tres cucharadas de aceite

         Una cebolla

         Seis hojas de albahaca

         Un dientes de ajo

         Dos berenjenas

         100 gramos de jamón dulce cortado en dados

         30 gramos de queso rallado

         Abundante aceite para freír

         Sal

         Pimienta

 

Preparación:

Lave las berenjenas, quíteles el pedúnculo y córtelas en rodajas, póngalas sobre una tabla inclinada, espolvoréelas con una pizca de sal y déjelas reposar durante 30 minutos para que pierdan parte del agua amarga de vegetación.

Pique muy finamente la cebolla con el diente de ajo. Ponga el picadillo en un cazo, agregue 20 gramos de mantequilla y el aceite y deje que se dore lentamente. Añada los tomates pera chafados con un tenedor, sazónelos con una pizca de sal, un poco de pimienta recién molida y añada la albahaca lavada y desmenuzada, deje que la salsa se espese a fuego moderado durante unos veinte minutos.

Escurra las berenjenas, séquelas y fríalas en abundante aceite caliente. Extráigalas con una espumadera y póngalas sobre un papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa y dispóngalas en una fuente refractaria con el tamaño apropiado.

Deje derretir una nuez de mantequilla en una sartén pequeña, casque dentro un huevo, sazónelo con sal y pimienta y déjelo cocer hasta que la clara cuaje. Prosiga de igual forma con los huevos restantes.

Recubra las rodajas de berenjenas con el jamón dulce cortado en tiras no demasiado finas, ponga encima los huevos fritos y recúbralos con la salsa de tomate, por último espolvoree con el queso rallado sobre la preparación.

Ponga el recipiente en el horno caliente durante cinco minutos y sirva enseguida.