Tiempo necesario: 25 minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 480 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         Seis patatas cocidas

         Dos morcillas de Burgos pequeña

         Seis cucharadas de torta del casar

         Cuatro o cinco tomates pequeños

         Lechuga para la guarnición

         Sal

         Pimienta blanca

         Orégano

 

Preparación:

Corta y retira la corteza de la parte superior del queso, como si fuera una tapa, y resérvalo a temperatura ambiente  para que resulte fácil de untar.

Parte la morcilla en rodajas y reserva también, posteriormente corta las patatas en rodajas finas, lava los tomates, sécalos y pártelos en rodajas finas.

Espolvorea las patatas en rodajas con un poco de sal y una pizca de pimienta. Monta los timbales intercalando patatas y la morcilla previamente desmenuzada, y cubre después con una cucharada de queso. Para terminar coloca sobre el queso las rodajas de tomate, salpimenta y espolvorea con un poco de orégano.

Introduce las milhojas en el horno, previamente precalentado a 180ºC, sólo el tiempo justo para que se calienten.

Lava la lechuga y córtalas en trozos más bien grandes. Sirve las milhojas calientes con guarnición de ensalada.

También te quedará muy rico si sustituyes la morcilla por picadillo de cerdo. En ese caso, debes sofreírlos durante unos cinco minutos