Tiempo necesario: 55 minutos, más seis horas en el congelador

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 535 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         200 gramos de castañas cocidas y troceadas desmenuzadas

         300 ml de agua

         200 gramos de azúcar

         200 ml de nata para montar

         Dos claras de huevo

         75 gramos de mantequilla fría

         Una vaina de vainilla

 

Preparación:

Abre la vainilla y saca las semillas. Cuece todo a fuego medio con el azúcar sin remover, hasta lograr un almíbar ligeramente espeso.

Deja enfriar la crema. Monta la nata y mezcla con cuidado y poco a poco con la crema. Guarda en la nevera unos minutos para que se endurezca.

Añade las castañas, tapa y cuece unos diez minutos a fuego bajo. Retira la vainilla y espera diez minutos, añade 50 gramos de mantequilla fría y tritura hasta reducir la mezcla.

Monta las claras y mezcla con la crema. Forra un molde con film, pincela con el resto de mantequilla fundida, rellena con la mezcla y tapa. Posteriormente sólo te queda congelar durante unas seis horas.

Puedes añadir a la crema, en la mitad del molde tres o cuatro castañas glaseadas ligeramente picadas. Termina de rellenar con el resto de crema. Puedes acompañarla también con una salsa de chocolate caliente.