Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Nivel de dificultad: Medio

Nivel en calorías y colesterol: Medio

 

Ingredientes de 6 personas:

-Tres docenas de ostras

-Un chorrito de vino blanco

 

Para la salsa:

-250 gramos de mantequilla

-Una cucharada de vinagre

-Una cucharada de agua

-30 gramos de chalotas picadas

-El zumo de un limón

-Unas ramitas de perejil

-Sal y pimienta

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es coger un cazo y  reducir el agua con el vinagre y las chalotas previamente picadas, una vez que hemos logrado reducirlo, retiramos del fuego y dejamos que se enfríe de forma natural, acto seguido añadimos la mantequilla y el zumo de un limón, y con la ayuda, de un batidor manual, batimos con energía la mezcla de estos ingredientes, posteriormente, le añadimos la sal y la pimienta y reservamos en caliente al baño María.

A continuación, lo que debemos hacer, es sacar las ostras de las conchas y colar el agua que desprenden para  verterlas en una cacerola, para posteriormente añadir también el vino blanco, debemos reservar la conchas y no tirarlas, finalmente agregamos las ostras a la cacerola y las calentamos al baño María, y cuando veamos que el agua empieza a hervir, retiramos la cacerola del fuego. Acto seguido, las escurrimos, con ayuda de un colador o escurridor, y las volvemos a colocarlas en las conchas para posteriormente colocarlas en una bandeja y rociar con la salsa de chalotas y el perejil picado por encima.

 

Truco:

Si cocinamos las ostras, debemos ser cautos y retirar cuidadosamente las dos valvas, de manera que podamos aprovechar el líquido que almacenan en su interior, y así, después de colarlo, añadirlo a la cocción, lo que le dará mucho más sabor a las ostras mientras hierven.

 

Curiosidades:

La tradición aconseja tomar ostras en los meses que lleven una “R” en su nombre, es decir de Septiembre a Abril. En el momento que vayamos a comprarlas, deben de estar vivas y comprarlas por piezas. Debemos pedir al proveedor su lugar de procedencia, fecha y registro sanitario, para poder tener todas las garantías de estar adquiriendo un producto en buen estado, ya sabemos que las ostras han dado problemas de salud en algunas ocasiones, pero son 100% seguras, si nos cercioramos de su calidad.