Tiempo necesario: Una hora y cuarenta minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 655 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         900 gramos de patatas harinosas

         500 gramos de acelgas frescas

         Un puerro grande

         Cuatro lonchas de beicon

         Cuatro champiñones grandes

         400 gramos de queso de untar

         Tres huevos

         Una cucharada de mantequilla

         Un chorrito de aceite de oliva virgen

         Sal

         Pimienta blanca

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es coger las patatas y cocerlas, y ponerlas a cocer enteras y sin pelar, en abundante agua salada. Déjelas cocer durante diez minutos y pasado este tiempo, sáquelas y deje que se enfríen naturalmente, acto seguido, pélelas y córtelas en rodajas finas, limpia, lave y corte el puerro, los champiñones y las acelgas. Blanquea estas unos minutos en agua hirviendo.

Posteriormente derrita la mantequilla en una sartén con unas gotas de aceite y dora el beicon muy picado. Añade luego el puerro, los champiñones y las acelgas y rehógalo todo durante unos cinco minutos.

Bate después los huevos con el queso y vierte el resultado sobre las verduras salteadas, salpimenta y mezcla bien.

Dispón en un molde engrasado de 25 cm de diámetro una capa de láminas de patata. Cubra con la mitad de la mezcla de verduras y repite la operación, agotando los ingredientes y acabando con una capa de patata.

Cuece al baño María 60 minutos dentro del horno precalentando a 160ºC. Antes de sacarlo, gratina durante nos cinco minutos