Tiempo necesario: 45 minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Nivel de calorías: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

         Cuatro filetes de pechuga de pollo

         Una cebolla

         Un clavo

         Una hoja de laurel

         Una zanahoria

         Un tallo de apio

         60 gramos de mantequilla

         Medio litro de leche

         40 gramos de harina

         El zumo de medio limón

         Una cuchara colmada de perejil picado

         Una yema de huevo

         Sal

         Pimienta

 

Preparación:

Quite de los filetes de pollo, los eventuales filamentos de grasa y los huesosillos. Póngalos en una cacerola, y agréguele la hoja de laurel, la cebolla, la zanahoria raspada, el tallo de apio limpio y el clavo, luego cúbralo todo con agua, agréguele una pizca de sal gruesa y finalmente, deje cocer la preparación a fuego moderado, durante treinta minutos.

Mientras tanto, prepare la salsa: deje derretir la mantequilla en una cacerola pequeña, agregue la harina, mezcle con una batidora de varillas pequeñas, deslía con leche, y siempre removiendo, deje espesar la salsa.

Condimenta con un poco de sal, y pimienta recién molida, incorpore también el zumo de limón, la yema de huevo y el perejil finamente picado. Mezcle cuidadosamente para ligar bien todos los ingredientes.

Retire los filetes de pollo del líquido, alinéelos en una fuente de servicio precalentada, vierta por encima la salsa caliente preparada y lleve enseguida a la mesa.

Puede acompañar este delicioso plato con patatas pequeñas hervidas