Tiempo necesario: Una hora y quince minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 560 por ración

 

Ingredientes para cuatro personas:

         Un pollo troceado

         Cuatro cebollas grandes

         Una cucharada de almendras tostadas

         Cuatro orejones de albaricoque

         Medio vaso de vino blanco seco

         Dos dientes de ajo

         Aceite de oliva

         Sal

         Pimienta

 

Preparación:

Vierte dos cucharadas de aceite en una sartén y pocha en ella, a fuego lento, las cebollas limpias y cortadas en julianas. Después de unos veinte minutos de cocción, añade los orejones de albaricoque y prosigue la cocción otros diez minutos más, a fuego muy bajo.

Salpimenta al gusto los trozos de pollo con la cebolla, los orejones y las almendras y ponlo a fuego medio. Cuando rompa a hervir, vierte el vino, rectifica el punto de sal y cuece unos quince minutos más. Sírvelo mientras este caliente.

 

Con setas:

Consigue un plato mucho más completo añadiendo unas setas salteadas que puedes añadir en los últimos diez minutos de cocción.