Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías y colesterol: Alto

 

Ingredientes para 8-10 porciones:

         Un kilo y 200 gramos de harina

         Seis huevos

         800 gramos de mantequilla

         Un kilo y 600 gramos de queso duro

         800 gramos de azúcar

         800 gramos de harina de arroz

         Tres cucharadas de levadura en polvo

         Un vaso de leche

 

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es batir la mantequilla en un bol grande, luego añadimos poco a poco el azúcar hasta que la mezcla se vuelva cremosa y seguidamente añadimos los huevos, uno a uno para que se vayan ligando con el resto de ingredientes.

En otro recipiente, mezclamos los dos tipos de harina, y el queso duro, que habremos rallado previamente.

Removemos bien y añadimos esta preparación al bol, junto con la leche y volvemos a remover, para ligar los ingredientes.

A continuación, engrasamos con un poco de mantequilla un molde de horno rectangular o redondo y en el verteremos  el preparado anterior, seguidamente introducimos en el horno, y cocemos durante unos 40 minutos a 250ºC hasta que observemos que el centro de la masa se ha cocido. Para comprobarlo, utilizamos el truco del pincho, pinchado y luego sacando para ver si la masa esta cruda o esta hecha.

 

Truco:

Esta receta también puede ser elaborada sin harina de arroz. El resultado no será el mismo, pero este ingrediente no es primordial y bastará con estirar la cantidad prevista de harina de trigo.

 

Curiosidad:

Existe una gran cantidad de tipos de harina, y dentro de la harina de trigo se ha contabilizado hasta diez variedades diferentes