Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías y colesterol: Medio

 

Ingredientes para seis personas:

         Un kilo de rape

         Medio litro de leche

         Dos cebolla

         Dos dientes de ajo

         Dos tacitas de aceite

         Unas ramitas de perejil

         Una brizna de azafrán

         Sal

         Pimienta

 

 

Preparación:

En primer lugar, limpiamos el rape, quitándole la cabeza y las espinas de mayor tamaño, una vez que este limpio, lo disponemos en una cazuela de barro. Seguidamente, picamos la cebolla, el ajo y el perejil, para después poner estos ingredientes picados, junto con el azafrán en un mortero y machacarlo todo junto, hasta obtener una pasta ligera.

Una vez que hayamos conseguido esta pasta, añadimos la harina, y desleímos la preparación, con la ayuda de dos cucharadas de aceite, y una vez que se hayan ligado bien todos los ingredientes, vertemos la leche y terminamos de ligar la salsa.

A continuación, añadimos el resto del aceite a la cazuela con el rape, y lo vamos rociando con la preparación que hicimos anteriormente, y ponemos al fuego.

Cuando empiece a hervir, bajamos la intensidad de la llama y cocinamos lentamente durante unos treinta minutos, hasta que el rape este cocido.

 

Truco:

Para elaborar, la picada, el mejor instrumento es un mortero, pero si no disponemos de el, podemos usar un bol de plástico o metal, y hacerlo en este recipiente.

 

Curiosidades:

El nombre zoológico del rape es el Lophius Piscatorius, y su carne turgente y sabrosa, lo ha convertido en un pescado bastante cotizado en el mercado y en un ingrediente mucho más habitual que hace unos años, en nuestra cocina.