Tiempo necesario: 75 minutos

Nivel de dificultad: Fácil

Calorías: 850 por ración

 

Ingredientes para seis personas:

         Dos kilos y medio de cordero

         Un kilo de patatas nuevas

         Seis dientes de ajo

         Dos vasos de vino tinto oloroso

         Tres ramitas de perejil

         Tres ramitas de romero

         15 cucharadas de aceite de oliva virgen

         Sal

 

Preparación:

Pela los dientes de ajo y, con dos de ellos, frota el cordero cubriendo toda su superficie. Pica el resto de los dientes de ajo junto con el perejil, y reserva la picada. Pela las patatas y córtalas en rodajas más bien gruesas y disponlas en forma de lecho en una fuente refractaria, sala y rocía con un hilo de aceite.

Dispón sobre las patatas las tres ramitas de romero y coloca encima el cordero, previamente salpimentado al gusto y ligeramente engrasado con un poco de aceite.

Introduce la fuente en el horno precalentado a 200ºC y asa la carne unos treinta minutos, dándole la vuelta a mitad de cocción.

Pasado el tiempo indicado, espolvorea el cordero con la picada de ajo y perejil,  vierte el vino mezclado con tres cucharadas soperas de aceite y hornea el asado durante unos veinte minutos más, aproximadamente, hasta que al pinchar la carne notes que está muy tierna. Sirve bien caliente.

 

Y para quedar como un/a verdader@ cheff:

Prueba a  asarlo sólo con limón, aceite y agua, será un asado simple que garantiza un sabor al gusto de todos.

Si sois golosos puedes añadir al asado un hilo de miel líquida. Reserva las partes más tiernas para los niños y los abuelos. Guárdales la  paletilla, la espaldilla o la silla.