Tiempo necesario: Una hora

Nivel de dificultad: Medio

Nivel de calorías: Medio

 

Ingredientes para cuatro personas:

         Cuatro lonchas grandes de jamón dulce

         Dos brioches salados

         60 gramos de queso gruyere rallado

         150 gramos de champiñones

         Un cuarto de litro de leche

         Una cebolla tierna

         70 gramos de mantequilla

         Cuatro cucharadas de vino de málaga

         Dos huevos

         Unas pocas hojas de albahaca

         Un decilitro y medio de crema de leche

         Un decilitro de caldo

         Sal

         Pimienta blanca

 

Preparación:

Caliente la leche en un cazo y desmenuce en él, los brioches. Al cabo de unos minutos, exprímalos bien y  redúzcalos a una especie de puré agregándoles 20 gramos de mantequilla y batiendo con una batidora de varillas pequeñas.

Corte con un cuchillo el pie terroso de los champiñones. Lávelos, escúrralos y séquelos bien con un lienzo, y seguidamente cuézalos a fuego fuerte, junto con la cebolla picada y la mitad de la mantequilla restante. Sazónelos con sal y pimienta blanca y rocíelos con el vino de málaga.

A continuación sáquelos con una espumadera y píquelos finamente.

Agregue este picadillo junto con unas hojas de albahaca muy desmenuzadas, al puré de brioches, añada el jugo de cocción de los champiñones y la mitad del queso rallado, y a continuación dos huevos enteros batidos, remueva esta mezcla a fondo.

Deposite sobre la superficie de trabajo las lonchas de jamón y recúbrelas generosamente con esta preparación. Seguidamente enróllelas y alinéalas, una junto a la otra, en una pequeña fuente refractaria untada con mantequilla. Recúbralas con el resto de queso rallado  y cubra sobre ella la salsa preparada con la mantequilla restante, previamente derretida, el resto del vino, la crema de leche y un poco de caldo.

Introduzca en el horno precalentado a 200ºC y deje gratinar ligeramente durante unos 15 minutos y  sirva enseguida en la misma fuente de cocción.