Tiempo de preparación: 45 minutos más una hora de maceración

Nivel de dificultad: Difícil

Nivel de colesterol y calorías: Alto

 

Ingredientes para cuatro personas:

         cuatro tartaletas de pasta

         200 gramos de pulpa de melón

         200 gramos de pulpa de sandía

         Dos cucharadas de agua de rosas

         Seis cucharadas de miel líquida

         Un limón

         Media taza de nata para montar

         Dos cucharadas de azúcar

         Un yogur

 

Preparación:

En primer lugar, mezclamos la mitad del agua de rosas y de la miel en un cuenco grande y hondo.

Retiramos las pepitas del melón y de la sandía y luego, con una cucharada de helado, formamos unas cuantas bolas que disponemos junto con la mezcla de miel. Cubrimos el cuenco con film transparente y reservamos en la nevera durante una hora como mínimo.

A continuación, montamos la nata a punto fuerte y, poco a poco y removiendo, le añadimos el azúcar. Seguidamente, rallamos la piel del limón y batimos la mitad de ésta con el agua de rosas y la miel que nos queda hasta conseguir una preparación cremosa. Luego, incorporamos la nata montada y con cuidado, mezclamos esta crema con el yogur.

Acto seguido, vertemos el preparado en las tartaletas y, con una cuchara, nivelamos la superficie.

Encima colocamos las bolas de melón y sandía, que habremos retirado de la nevera, y terminamos decorando con la ralladura del melón restante.

 

Truco:

Tanto el melón como la sandía son frutas que no se conservan durante mucho tiempo. Por eso, es mejor consumirlas el mismo día que las adquirimos, o al siguiente.

Si deseamos conservarlas, debemos cubrirlas siempre con film transparente, evitando dejarlas en el frigorífico y colocándolas en un lugar fresco.